El Trofeo Palibex, para Kevin González de Zárate

La segunda prueba de la jornada supuso el segundo triunfo español, protagonizado por Kevin González de Zárate. El jinete de Etxabarri Ibiña se impuso con “Recesvinto” en el Trofeo Palibex.

Fueron 52 los binomios que salieron a la pista de HERAS Horses & Events para disputar la segunda prueba del CSI2* HERAS Cantabria Infinita, el Trofeo Palibex, disputada sobre dos fases y con alturas de 1’35 metros. Eduardo Álvarez Estrada construyó un recorrido con una segunda fase más larga (7 obstáculos y 8 esfuerzos) que la primera (5 obstáculos y 6 esfuerzos), siendo 30 los binomios que completaron ambas sin penalizaciones.

La prueba fue muy disputada por muchos participantes, pero sólo dos consiguieron parar el cronómetro en la segunda fase por debajo de los 40 segundos. El primero en conseguirlo fue Kevin González de Zárate, que voló literalmente con “Recesvinto”, arriesgando al máximo, para clasificar con un tiempo de 37’93 segundos que ya nadie consiguió batir.

Quien más se aproximó al resultado del jinete de Vitoria fue Arantza Berasategui, pero su registro de 39’92 segundos le sirvió para ser segunda con “Bijoux”, a casi dos segundos del ganador. También lo intentó Roi Calviño con “Julieta del Amor”, siempre muy rápido, finalizando con 40’07 segundos que le dieron el tercer puesto en la clasificación final.

La cuarta posición fue para una amazona de la tierra, la junior Jimena García Rueda, que hizo un magnífico recorrido en 40’46 segundos con “Gismo de Pravia”, completando así una muy buena actuación en este Trofeo Palibex, ya que también terminó sin falta las dos fases con “Diane du Val”.

Al término de la prueba, Jaime Colsa, Consejero Delegado de Palibex, entregó el trofeo al ganador de la prueba, Kevin González de Zárate, en cuyo honor sonaron en la pista de HERAS Horses&Events los acordes del himno nacional español. El jinete de Vitoria comentó sobre la prueba que “en la segunda no hubo muchas opciones, todos teníamos el mismo camino, ya que no había ningún recorte que pudiese decidir la prueba, así que la clave fue la velocidad. Yo tengo un caballo muy rápido, “Recesvinto”, y me salió todo a la perfección, distancias todas muy fluidas, muy seguidas. Todo me vino de cara”.

RESULTADOS