Segunda jornada con medallas españolas en el CSI1*

La primera mitad de la jornada la conquistaron las amazonas españolas. Carolina Villanueva mejoró las buenas sensaciones del viernes, cuando se quedó a las puertas del triunfo en la primera grande del CSI1*. De nuevo sobre “Voice de Chenaie” marcó un crono imbatible y se hizo con el Trofeo Rodilla de 1,40 metros. Los nacionales dominaron el resto de la prueba: Íñigo López de la Osa, que ya logró el séptimo y octavo con sus dos caballos el día, consiguió el segundo lugar sobre el experimentado “Sultán de Beaufour”. El madrileño Luis Márquez Méndez completó el podio con “Babeth de la Granvile”.

Alba Valle Espinedo repitió el oro del viernes en el CSI1* de 1,25 metros. La amazona afincada en Madrid y “Tresor de Varande”, hijo de “Esprit de Conquete”, están realizando un magnífico concurso. Este sábado aventajó por dos segundos en el tiempo al siguiente clasificado, el portugués Alfonso Salvador Bento con “Oros M”. El tercer lugar fue para el gallego Ismael Rozamontes y “Huracán”.

En el Salón del Caballo, el campeón Luis Fernando Benítez y “Luar” alzaron la IV Copa Maestros de la Vaquera tras una reñida prueba entre los diez mejores de la disciplina. Mientras tanto, en la pista central, Alejandro Espejo demostró su pasión y dedicación sobre “Operario VI” en la segunda y última exhibición para ecuestre del fin de semana. El equipo subcampeón de España de volteo deleitó con una bella coreografía inspirada en la película Avatar. 

Una vez más, la más exigente competición se fundió con un buen puñado de entretenidas pruebas y espectáculos. Los más pequeños disputaron el AON Pony Turf y, después de varios minutos de locas carreras, María Almazán y “Olaf” se alzaron como ganadores de la final de este hipódromo en miniatura. En el divertido Jump & Drive corrieron contrarreloj seis jinetes y el portugués João Vicente Caldeira, primero sobre “Holly” y después al volante del Porsche Macan, demostró ser el más diestro. Por último, a medianoche, la clásica exhibición de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre de Jerez cerró la intensa jornada con el baile de sus preciosos pura raza españoles.