Rinonemonitis: ¿Cómo limpiar y desinfectar los boxes?

© Ariadna Álvarez

La FEI nos trae una guía por pasos sobre como limpiar y desfinfectar los boxes tras el brote de rinoneumonitis.

Es fundamental implementar altos estándares de higiene para eliminar el virus del entorno del caballo y prevenir la transmisión a otros caballos. Las cuadras y los transportistes de caballos deben limpiarse y desinfectarse antes de que se utilicen entre caballos.

La limpieza y desinfección de los boxes es un proceso de varios pasos:

  1. Retire toda la cama y los accesorios, como cubos de agua y pienso, redes de heno y alfombras de goma.
  2. Barra las paredes y el piso del box para eliminar la mayor cantidad de materia orgánica posible.
  3. Humedezca todas las superficies del box con una manguera. Puede ser necesario dejar los establos durante 30 minutos antes de continuar ablandando la materia orgánica acumulada para facilitar la limpieza.
  4. Limpiar las paredes y el suelo de los boxes con un detergente para facilitar la eliminación de la materia orgánica. Puede ser necesario fregar las paredes y el suelo para aflojar la materia orgánica. Alternativamente, se puede usar una hidrolavadora de baja presión, sin embargo, debe usarse por debajo de 120 psi (libra por pulgada, equivalente a 8,3 bares) para evitar la producción de aerosoles que propagan agentes infecciosos en el aire.
  5. Enjuague las paredes de arriba hacia abajo, comenzando más lejos del desagüe o la puerta. Es necesario prestar mucha atención a las esquinas y grietas y enjuagar bien el piso.
  6. Deje secar el box.
  7. Diluya el desinfectante de acuerdo con las instrucciones del fabricante y aplíquelo en las paredes y el suelo. Esto se puede realizar con un rociador manual o un rociador de jardín. Asegúrese siempre de utilizar ropa protectora adecuada al manipular desinfectantes.
  8. No enjuague el box con agua después de aplicar el desinfectante. El establo debe dejarse secar ya que el tiempo de contacto entre el desinfectante y las superficies permite que funcione de manera eficaz.
  9. Asegúrese de que el box esté seco antes de llenarlo con cama limpia.
  10. Recuerde limpiar y desinfectar los accesorios como suelos de caucho, cubos de agua y alimento ants de volverlos a introducir.

¿Qué desinfectante debo utilizar?

Hay varios desinfectantes disponibles para su uso; sin embargo, es importante que se utilice el desinfectante más apropiado y eficaz con respecto al medio ambiente del caballo.

El desinfectante ideal debe ser biodegradable, seguro para animales y humanos, asegurarse de que sea apto para uso agrícola, efectivo en presencia de materia orgánica y efectivo con respecto a la dureza del agua local y la temperatura ambiente.

Los desinfectantes fenólicos son los más preferidos para su uso en el entorno equino. Los yodóforos no se utilizan a menudo en el entorno equino y son más adecuados para el lavado de manos y el equipo. No se recomiendan los compuestos de amonio cuaternario, hipocloritos (por ejemplo, lejía), clorhexidina y aceite de pino, ya que son ineficaces en presencia de materia orgánica. Los desinfectantes de formaldehído son altamente tóxicos y no se recomiendan para su uso en el ambiente equino.