Fallece el jinete de salto Carlos Catalán

Carlos Catalán

Escribo estas lineas con el corazón en un puño y sin saber muy bien como dar esta noticia, ya que a él le horrorizaba este tipo de prensa.

Esta mañana en un entreno cotidiano en su casa, el jinete catalán Carlos Catalán perdía la vida haciendo lo que verdaderamente amaba: montar a caballo.

Conocido por todos por su carácter luchador, por su genio incontrolable y por ese corazón que lo hacía distinto a los demás. Una persona que lo daba por todos los suyos, que se desvivía por sus caballos. Capaz de no dormir noches enteras si alguno estaba enfermo o si creía que podía cambiar algo para mejorarlos. Incansable, tenaz, tozudo y amante de los animales, me gustaría que fuera recordado por todos los grandes momentos que nos brindo, por todos los caballos que compitió y por ser único.

Para muchos se ha ido una parte de su vida, un ser que será irremplazable en todos los aspectos y en esos mi incluyo yo.

Allá donde vayas sigue montando, que además ahora podrás volver a disfrutar de tu amado Charlie.

Descansa en Paz