Adiós a José Manuel Alanís ‘Cali’, padre de Carmen Alanís

0
foto Alberto Martinez

El mundo de la Doma Clásica perdió ayer a uno de los grandes. Un profesional que por donde iba derrochaba felicidad, un profesional que siempre veía el vaso medio lleno ante cualquier adversidad, un profesional que para muchos era uno más de la familia por su cercanía, su sonrisa contagiosa y esa forma tan maravillosa de ver la vida.

Ayer se fue un padre, un entrenador y un luchador. ¿Quién no recuerda ese padre siempre al lado de su hija Carmen inculcándole sacrificio, pasión y amor por la doma clásica? ¿Quién no recuerda llegar bien pronto a cualquier concurso y encontrarlo ahí ya junto a sus caballos mimando cada detalle?

Gracias Cali por todo lo que has aportado a este deporte y por dejar el mejor de los legados, una hija luchadora y que ama lo que tu más amabas: los caballos.

Descasa en PAZ, amigo.