Ayer 19 de agosto fallecía en Madrid Armando Santos, juez Nacional de Doma Clásica, tras luchar incansablemente para superar una larga enfermedad.

Armando era un gran apasionado de la disciplina de Doma y un entusiasta de la formación, lo que le ha llevado a juzgar numerosos Campeonatos de España y a impartir cursos y seminarios de jueces nacionales y territoriales.

Siempre con un chiste preparado y una carcajada contagiosa, juzgó su último concurso hará poco más de un año, cuando se retiró de forma silenciosa.

Desde Horselife queremos hacer llegar todo nuestro cariño y consuelo a sus familiares y amigos, especialmente a su mujer Renée Martín y su hija Lara Santos, ambas vinculadas también a nuestro deporte.