Feliz Día del Padre

0

¿Que seria de este deporte sin los padres? Una buena pregunta que nos hacemos hoy en el día del padre.

Esas horas bajo la humedad de cualquier cuadra, esperando a que su hija terminara de montar. Esos madrugones infernales después de toda una semana de trabajo intenso porque este fin de semana “tenemos concurso.”

Tenemos? A ellos les toca conducir, comprar el desayuno, estar en la pista, hacer de fotógrafos, aguantar los fracasos, no entender nada de lo que está pasando, pero con el simple hecho de ver la cara de su hija sonreír ya es suficiente para alegrarle el día y olvidarse de lo bien que estaría haciendo el vermut, paseando o simplemente sentado en su sofá leyendo el periódico…

¿Cuántas veces vemos a los padres cargados con las vendas, la fusta, medio despeinados corriendo detrás de su niña y se nos escapa la risa…? Pasen los años que pasen en este deporte, esa imagen se repite una y otra vez.

“¡¡Ayy el agua!!” exclama la madre, “voy a comprar” contesta el padre… “cariño los walkies están en el baúl“, ahí que va el padre en busca de los dichosos cacharritos… Refunfuñando por dentro en más de una ocasión, pero jamás con un NO en la boca hacia sus hijos.

Analicemos por un momento, que sería de todos los que hemos practicado este deporte, sin nuestro padre, porque sinceramente creo que no hubiera sido posible montar a caballo sin ellos!

Desde aquí, ¡¡muy Feliz día del Padre a todos!!